Hace poco y después de un par de semanas muy duras con Hugo, en plan rabietas «full-time», estaba yo pensando en el próximo post que tenía que escribir del café de los viernes siguiendo el hilo de los post de Sonambulistas  (instaurado en mi blog el último viernes de cada mes), y me dije a mí misma: «¡si yo lo que realmente necesito no es un café…es una copa!!!» (en plan Lucia Be total). Si, después de dos semanas oyendo llorar a Hugo casi constantemente desde que lo recogía de la guardería hasta que lo acostaba a dormir de noche (descartando con su pediatra que no le pasaba nada), necesitaba algo más fuerte que un café, y se me ocurrió que en lugar de un cafelito podíamos salir el sábado por la noche a tomarnos un gin-tonic y hablar tranquilamente de cómo nos había ido el mes. Pero una copa nada más eh…que tampoco es plan de abusar!

Así que aquí arranca el primer Gin-Post y espero que no el último, ¿te tomas uno conmigo?:

Hacia mucho tiempo que no salíamos a tomarnos una copa ¿verdad?. Ahora con niños es más complicado, y si tienes que elegir entre dormir y salir eliges siempre dormir, porque no sé tú pero yo llevo sueño atrasado desde hace dos años. Así que venga, vamos, yo me pido un gin-tonic, te pido a ti lo que quieras y nos contamos cómo nos va.

Desde el último viernes que quedamos a tomar café no hemos hablado, y hace ya un mes, así que tengo muchas cosas que contarte, la primera de todas es que ya no me siento tan sola en esto del blogueo. Uno de los motivos para empezar el blog fue que necesitaba hablar con alguien de decoración, aunque ese «alguien» estuviera al otro lado de la pantalla y no lo conociera de nada, pero pensar que había alguien por ahí leyéndote es una sensación reconfortante que te hace sentir menos sola. Ahora recuerdo algunas conversaciones que tuve cuando comencé con Hello Marielou, al principio me enfadaban, me frustraban, me hacían pensar que estaba haciendo el idiota y además  perdiendo el tiempo, conversaciones  como éstas que si las comparo con las que tenía en el pasado me cabreaban aún más:

conversaciones-hellomarielou-2

¿Qué te parece? y ni siquiera preguntar ¿y sobre qué?? ¿hola? ¿no me habías preguntado tú?, así que llegaba a casa, me ponía delante del ordenador a trabajar en el blog y pensaba si de verdad merecía la pena. Escribir un blog lleva mucho tiempo, dedicación y renuncias para que luego te pasen esas cosas y te lo planteas todo de nuevo. Y me lo planteé, y llegué a la conclusión de que he hecho tres cosas muy bien en mi vida, tener a mi pequeño Hugo, conocer a mi marido y hacer el curso de Hello Blogging de Hello! Creatividad, así, tal cual te lo digo. ¿Y porqué? pues por que además de aprender mucho sobre blogs conocí a mucha gente, muchas chicas con inquietudes como las mías y con ganas de contarle cosas al mundo.

Poco a poco fue creciendo la comunidad, íbamos cogiendo confianza (sobre todo con Belén de Oh my mum! …con la que ya es amor), conociendo nuevos proyectos, ilusiones, opiniones, hasta que a una de ellas (Beatriz de Pepa y su maleta) propuso quedar para conocernos y lo hicimos. El pasado 14 de marzo nos veíamos las caras sin una pantalla de por medio en el Café Colón de Madrid y no pudo ser la experiencia más enriquecedora y satisfactoria.

En el evento, llamado Synergies 2.0, además tuvimos ponentes expertas en el tema del blogueo con la finalidad de darnos consejos y recomendaciones, y esta parte no me pudo gustar más. Pudimos conocer en persona a Carmen Quintano de Bizcocho de Chocolate y Dieta sana y ejercicio y a Ana de Refamilia y otros enredos, y te puedo asegurar que el placer es mayor que si me hubiera comido, sin remordimientos, un brownie con chocolate caliente. Quintano es pura energía, empuje y optimismo, creo que en su vocabulario la palabra NO solo la utiliza en la frase ¿Y porqué no?, y Ana es como una melodía tocada con arpa, relajante y embelesadora.

Fue una charla tan inspiradora y enriquecedora que salí con las pilas cargadas que ni el conejito de Duracell. Tan cargadas que a raíz de este encuentro ya tengo dos planes nuevos:

El primero acudir al súper evento bloguero  Punto MOM que se celebrará el 18 de abril en Oviedo, ya me tenía casi convencida Belén (Oh my mum!) pero la que terminó de darme el empujón final fue Quintano, que cualquiera le dice que no…-«¿cómo que NO vas a ir a Punto MOM? Claro que vas, hay que ir!! – (ya te he dicho antes que la palabra NO en su vocabulario no existe), total…que voy, y ganas de que llegue no, lo siguiente! (si me cuentan esto hace un año ni me lo creo).

El segundo, y este ya en plan masoquista, es empezar a escribir un nuevo blog, así como si ya con uno no tuviera bastante, pero es que se me ocurrió la idea el otro día a raíz del viaje Madrid y si no la saco de mi cabeza me explota, no lo puedo evitar. Será muy diferente de Hello Marielou (pero muy mucho) en todos los sentidos, menos en quien lo escribe claro, y espero tenerlo listo para antes de verano, hay una cosilla sobre la que quiero hablar que vendría muy bien para el caluroso mes de agosto…y no voy a dar más pistas. Habrá que esperar.

Y hablando, hablando, yo casi me he terminado mi copa, así que ahora cuéntame tú ¿Qué tal te ha ido el mes?