Entre los días 14 y 19 de abril se va a celebrar el Salón del Mueble de Milán, uno de los eventos más importantes del mundo del diseño. La firma de diseño Alessi aprovechará este evento para celebrar el 25 aniversario del exprimidor Juicy Salif de Philippe Stark, diseñado en 1990.

juicy salif-design-hellomarielou.com-06

Como me gusta hacer en los post de diseño y para ambientarnos un poco históricamente…

En 1990 también pasó:

  • En Alemania comienzan las obras de derribo del muro de Berlín.
  • En Soweto (Sudáfrica), Nelson Mandela sale de la cárcel después de 27 años de cautiverio.
  • Desde 5600 millones de kilómetros de distancia, la nave Voyager 1 envía la fotografía de la Tierra como un «punto azul».
  • La Organización Mundial de la Salud elimina a la homosexualidad de su lista de enfermedades.
  • En Suecia, el escritor mexicano Octavio Paz recibe el premio Nobel de Literatura.

El diseñador:

Philippe Starck  (S+ARCK) nació en París en 1949, estudió en la escuela Nissim de Camondo de la misma ciudad. Su padre, André Starck fue diseñador de aviones, por lo que Philippe estuvo desde su niñez en contacto con el mundo del diseño. En 1968 crea su primera empresa dedicada a la fabricación de objetos hinchables. En 1969 es nombrado director artístico de la firma de modas Cardin. En 1974 y durante dos años se establece en Estados Unidos, de donde vuelve de nuevo a París para diseñar el interiorismo de los clubs La Main Bleue (1976) y Les Bains Douches (1978).

juicy salif-design-hellomarielou.com-05

En 1982 François Mitterand le encarga la decoración de las dependencias privadas del Palacio del Elíseo, después de este trabajo es cuando comienza a recibir encargos para realizar en múltiples países, desde Japón a EE.UU. No será hasta 1986 cuando comience a crear diseño industrial, siendo Alessi la primera empresa para la que trabaje. En 1988 comienza a realizar encargos en arquitectura. En la actualidad, Philippe Starck, no sólo es uno de los diseñadores más reconocidos, sino también el más conocido popularmente, abarcando con intensidad todos los campos del diseño desde su empresa Starck Products Company, creada en 1979. Su último trabajo en España ha sido el Port Adriano en Mallorca en 2012.

La obra, el exprimidor Juicy Salif:

Aunque se pueda pensar que está inspirado en una araña, la verdad es que el exprimidor Juicy Salif nació inspirado por un plato de calamares. Inicialmente Alessi le había encargado a Starck la realización de una bandeja metálica, pero pasaba el tiempo y el diseñador no enviaba ningún boceto a la marca. Un día, estando comiendo en una pizzería mientras pasaba unas vacaciones en una pequeña isla italiana, pidió un plato de calamares y mientras les exprimía un poco de limón por encima se le encendió la bombilla. Poco tiempo después Alessi recibió una servilleta del restaurante pintada por completo con bocetos de calamares que se iban convirtiendo en una especie de exprimidor. Y así es como nació Juicy Salif.

juicy salif-design-hellomarielou.com-02

Pronto se convirtió en un icono del diseño del siglo XX  y un símbolo de la marca Alessi. Es un objeto emblemático y controvertido, que más que ser un accesorio de cocina es una micro-escultura, una obra de arte que se expone en museos como el MOMA de Nueva York o en el Centro George Pompidou de París, entre otros.

juicy salif-design-hellomarielou.com-07

juicy salif-design-hellomarielou.com-01

juicy salif-design-hellomarielou.com-04

juicy salif-design-hellomarielou.com-08

Para el décimo aniversario se lanzó una serie de 10.000 exprimidores bañados en oro que fueron numerados individualmente. En esta ocasión para celebrar el 25 aniversario, se han creado dos ediciones especiales; una de alumino fundido con un revestimiento cerámico blanco y opaco, con este color se enfatiza la forma del producto, destacándolo y subrayando su valor icónico; y la otra en color bronce con un número limitado de 299 piezas.

juicy salif-design-hellomarielou.com-09

Se ha hablado mucho acerca de si es realmente práctico, y sobre está cuestión su creador afirma lo siguiente:

«Mi exprimidor no está hecho para exprimir limones, sino para empezar conversaciones»

Así que empecemos la conversación, a ti ¿Qué te parece? ¿Útil? ¿Bello? ¿lo pondrías en tu cocina?

 

 

 

( Fuentes: Alessi, i+Diseño e Historia del diseño industrial )