En el salón de casa, entre el sofá y la pared de la ventana me quedaba un esquina aún sin decorar, un rincón oscuro que estaba pidiendo a gritos algo de iluminación, había que poner ahí una lámpara urgentemente. Los colores que quería que tuviera los tenía claros, negro, gris o blanco, y también tenía claro que quería un elemento que aportara suficiente verticalidad, ya que el sofá de casi tres metros de largo y sin ningún cuadro encima (por el momento) aportaba demasiada horizontalidad al ambiente.

Lo que no tenía ni idea era que tipo de lámpara poner, y es que elegir las lámparas es algo que me cuesta muchísimo trabajo, a no ser que tenga un flechazo por una en concreto, necesito mucho tiempo para decidirme. Teniendo claro que tenía por delante una ardua tarea me puse a buscar, pero, después de navegar horas por internet y de pasarme por algunas tiendas seguía sin tener nada, ninguna lámpara me convencía plenamente, unas por altura, otras por el color, por la pantalla, por el precio, etc.

Y un día mientras escribía este post sobre La Case de cousin Paul se me encendió la bombilla (nunca mejor dicho), adquirir una guirnalda de luces era la solución ideal ya que podía combinar los colores que yo quería y además obtener la verticalidad que más me gustara al tener libertad total para elegir sobre que objeto colgarla.

Admito que esta transformación me hubiera gustado llevarla a cabo con una escalera antigua que tengo en la casa del pueblo y que era de mis abuelos, pero mide casi dos metros de alto y más de un metro en su base, así que se me hacía muy difícil encajarla en el hueco en el que os he contado que iba a ponerla, más que nada porque hubiera tenido que elegir entre sofá o escalera, y no era plan de quedarnos sin sofá.

Así que la opción B que encontré fue esta otra escalera, con unas dimensiones un poco más fáciles de encajar y que venía perfecta para el hueco en cuestión. Pero claro, no todo iba a ser perfecto, el color no me gustaba nada y además no quedaba bien, pero eso no fue impedimento para que la comprara, todo tiene arreglo con un bote de pintura ¿no creéis?

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-1

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-2

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-3

Elegí una pintura mate en color gris piedra oscuro. Quería que fuera un tono más oscuro que el sofá y que la caída de la cortina de al lado, para que fuera el elemento que más destacara de los tres, mi intención era que llamara la atención pero de una manera sutil. No hace falta poner nada extravagante para llamar la atención, esto se puede conseguir de muchas maneras, como por ejemplo, simplemente con la elección del color. Y ¿por qué quería que llamara la atención? pues porque como ya os he dicho quería que “compitiera” con la horizontalidad del sofá, y para ganarle la partida a un mamotreto de tres metros hace falta mucho ingenio ya que no iba a poner una escalera de 5 metros, aquí el “y tú más” no vale!

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-4

Una vez pintada la escalera llega la hora de montar la guirnalda, no lo niego, soy guirnaldo-adicta, me gustan tanto las guirnaldas de luces que podría tener toda la casa llena, y es que crean unos ambientes taaan especiales  y dan un toque taaaan bonito que no me puedo resistir. Como os comento al principio del post, los colores a elegir los tenía claros, negro, blanco y gris, así que el paso de comprar la guirnalda fue fácil ya que en la web de La case de cousin Paul tienes la opción de elegir  una por una el color de las bolas (aquí hay que tenerlo claro porque sino te digo yo que te vuelves loca poniendo y probando colores), además elegí la guirnalda de 35 bolas con el cable transparente.

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-5

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-6-1

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-7-2

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-8-1

Una vez que tienes lista la guirnalda solo queda colocarla sobre la escalera como más te guste y voilá!

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-10

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-19

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-20

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-12-1

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-13-1

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-14-1

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-16-1

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-15-1

DIY-escalera a lampara-hellomarielou-helloluz

Como habéis visto con una escalera sencilla, un bote de pintura y una guirnalda de luces se puede conseguir un gran resultado, ¿no os parece?

¡ Feliz día !

PD: Si te gustan las lámparas, los rincones coquetos bien iluminados o simplemente la luz del sol, te invito a compartir fotos en Instagram con el hashtag #helloLUZ.

Guirnalda de luces : La Case de cousin Paul

Escalera : Mimub